viernes, 30 de diciembre de 2016

Mind-wandering

            No sabría explicarle a alguien que no lo haya sentido la paz que me produce el mar, las olas, en esta isla. Vivo en un lugar privilegiado donde el océano me rodea por todos lados, y juro que si hubiera un paraíso, sería esto.

            Cerca de unas de las playas más grandes que hay en mi pueblo, hay unos bancos, cerca del muro, en el que te puedes sentar para observar la inmensidad del mar. No recuerdo la cantidad de veces que he estado en este banco: a solas, acompañada, con mi perrita, durmiendo en el regazo de alguien, observando las estrellas, pidiendo deseos, teniendo conversaciones profundas -y no tan profundas-, pensando sobre la vida… Todo ello con el mar de fondo, con las olas chocando contra la orilla y arrastrando las piedras.

            Da igual lo que pase en mi vida, siempre que voy a mi hogar tengo que pasar por allí. Soy una persona de costumbres, lo sé. Hay veces que me imagino siendo muy muy mayor, yendo con mis últimas fuerzas hasta ese banco y sentándome para observar el atardecer. Es un pensamiento que me trae mucha paz.

            La vida da muchas vueltas. Muchas. Y pasa muy muy rápida. Aunque soy joven, siento que he vivido muchísimas cosas, y que esas no son ni un 1% (aunque siendo coherentes, serán un 25% más o menos).

            Sigo escribiendo, sigo soñando, y sigo teniendo a mi niña interior, pero algo ha cambiado. Y si intentara explicarlo estaría revelando mi pequeño gran secreto.

            Antes no solía abrirme, pero ya llevo tiempo tratando de cambiar eso, y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. La cantidad de cosas que me ha traído el simple hecho de confiar en los demás, de no guardar las cosas para mí: las relaciones con mis amigos han mejorado muchísimo y he conocido gente nueva y sorprendente. Es bueno abrirse y ser claro, sobretodo con uno mismo.

            Sé que lo que viene en estos próximos años va a ser increíble, y lo sé porque es lo que quiero: conoceré nuevos lugares, nuevas personas, nuevas experiencias. Pero hay algo que no será nuevo, volveré a este lugar para admirar el mar. Porque…
'The good life is built with good relationships'
No sabría explicarle a alguien que no lo haya sentido la paz que me produce el mar, las olas, en esta isla.

Lune Argentée

No hay comentarios:

Publicar un comentario